21 de agosto de 2019
21.08.2019

Conte dimite y culpa a Salvini de actuar con "irresponsabilidad"

El presidente Matarella decidirá entre conformar un nuevo gobierno o elecciones

20.08.2019 | 22:47
Salvini, a la izquierda, gesticula mientras Conte pronuncia su discurso de dimisión.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, presentó ayer su dimisión ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, tras la crisis de Gobierno abierta en el país entre el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga.

"La crisis en curso socava la acción de este Gobierno que se detiene aquí (...) Aprovecho para comunicar que presentaré mi dimisión como jefe de Gobierno ante el presidente de la República". En su discurso de dimisión, Conte acusó al ministro del interior, Matteo Salvini, de oportunismo y de "irresponsabilidad institucional" al haber desatado una crisis "que ha llevado al país a una espiral de incertidumbre política y financiera".

"La Liga ha dicho que ya no quería seguir con esta alianza de Gobierno y ha pedido elecciones inmediatas. Ha presentado una moción de censura contra el Gobierno y ha pedido que se fijara una fecha. La del ministro Salvini ha sido una decisión grave que comporta consecuencias para la vida política, económica y social del país", subrayó Conte.

Salvini es partidario de sacar de nuevo las urnas, consciente de que los sondeos sitúan a la Liga líder en intención de voto. Sin embargo, la decisión está en manos del presidente de la República, Sergio Mattarella, que previsiblemente abrirá una ronda de contactos para decidir si la salida a esta crisis puede ser con la formación de un nuevo Gobierno o, por el contrario, a través del adelanto electoral.

En cuanto al discurso de Conte, Salvini respondió desafiante a las críticas: "Lamento que hayas tenido que aguantarme durante un año. Me entero hoy".

En un discurso con citas desde Cicerón a Virgilio, pasando por el Inmaculado Corazón de María, el líder de la Liga se describió como "un hombre libre" para defender la convocatoria de elecciones en octubre. "Quien teme el juicio de los italianos no es libre. Es la sal de la democracia".

Salvini apuntó que no quiere que Italia sea "esclava de nadie" y retó al M5S y al Partido Democrático (PD) a explicar si existe algún acercamiento para conformar un gobierno alternativo que evite la convocatoria de elecciones. Esta alianza, añadió, "incumpliría la voluntad del pueblo italiano".

El PD, de centroizquierda, confirmó su disposición al diálogo a pesar de la división mostrada en las últimas semanas al respecto de si apoyar un Ejecutivo del M5S o acudir a elecciones. "Sí al diálogo. Después veremos si se dan las condiciones para dar vida a un Gobierno", declaró el portavoz del PD en el Senado, Andrea Marcucci.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook