Aviones del régimen de Bachar al Assad bombardearon un puesto de observación turco al sur de Idlib, feudo insurgente tomado ayer por el Ejército sirio. Turquía cuenta con doce puestos de observación en el noroeste de Siria en virtud del acuerdo con Rusia para desmilitarizar la zona. El pasado lunes, otro ataque aéreo contra efectivos turcos causó la muerte a tres civiles.