28 de agosto de 2019
28.08.2019
La Opinión de A Coruña

Di Maio se convierte en el escollo para la coalición entre PD y M5S

El centroizquierda reitera que no hay veto a Conte y filtra que el líder del M5S pide la cartera de Interior y ser viceprimer ministro

27.08.2019 | 23:46
Luigi di Maio.

Las pretensiones del líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi di Maio, de ser viceprimer ministro y responsable de Interior en un futuro Gobierno con el Partido Democrático (PD) dificultan las negociaciones en curso para formar un gabinete alternativo en Italia. A pesar de la falta de acuerdo, ambas formaciones se emplazaron a reunirse hoy después de hacer un balance "positivo" de las conversaciones del martes.

El PD insistió ayer en que no existe "veto" alguno para la continuidad de Giuseppe Conte, primer ministro en funciones, sino que son las atribuciones de Di Maio las que generan problemas. El partido de centroizquierda quiere que el cambio que demanda en las políticas tenga reflejo en la composición del Ejecutivo.

De este modo, el PD desmintió la principal causa atribuida por el M5S al bloqueo en el que entró ayer un diálgo que el lunes por la tarde se veía avanzar con optimismo. Luego de nuevos contactos en la tarde del martes, el líder del PD en el Senado, Andrea Marcucci, declaró que "el trabajo no ha terminado, pero ha sido muy positivo", dando voz a un sentir aparentemente generalizado, en especial en las filas del grupo que representa. Su homólogo por parte del M5S, Stefano Patuanelli, afirmó que ha habido un "buen clima" entre las dos partes.

A los dos partidos se les acaba hoy el plazo dado por el presidente de la República, Sergio Mattarella, quien deberá decidir si un Gobierno de coalición está maduro o es necesario ir a elecciones anticipadas en otoño.

Un problema añadido es que, en caso de formar gobierno el M5S y el PD, el primero ya ha anunciado que el acuerdo deberá someterse a una consulta telemática con las bases de la formación antisistema, que demuestran un amplio desprecio por el socio provisional.

Entre tanto, el aún ministro del Interior, Matteo Salvini, principal responsable de la ruptura del Gobierno, volvió a pedir los comicios. Su partido, la ultraderechista Liga, afronta un declive electoral reflejado en las encuestas, en las que pierde más del 5 % de los votos con respecto al mes pasado.

Salvini también ha dejado abierta la puerta a volver con el M5S desde que su antiguo socio viró hacia el PD, pero los "gilliinos" „del antiguo líder del M5S, Beppe Grillo„ muestran una animadversión patente hacia él.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook