01 de septiembre de 2019
01.09.2019
La Opinión de A Coruña

Miles de británicos se echan a las calles para "detener el golpe" de Boris Johnson

Masivas protestas en las grandes ciudades del Reino Unido por el cierre del Parlamento || Jeremy Corbyn llama a "luchar para proteger la democracia"

31.08.2019 | 23:25
Imagen de la manifestación de Londres, con una pancarta contra el cierre del Parlamento.

Los británicos se echaron ayer por miles a las calles de diversas ciudades del Reino Unido para protestar por el cierre del Parlamento durante cinco semanas dispuesto por el primer ministro británico, Boris Johnson. El lema de las concentraciones no deja lugar a dudas sobre el cariz que los manifestantes detectan en la decisión del premier: Stop de Coup ( Detener el golpe). Y lo exhibieron incluso frente a Downing Street, residencia oficial del jefe de Gobierno.

El grupo de presión Otra Europa es Posible convocó 32 protestas a lo largo del país, mientras que Momentum, organización adscrita al ala izquierdista del Partido Laborista, llamó a "ocupar los puentes y bloquear carreteras". Hubo concentraciones en Manchester y Liverpool (Inglaterra), Glasgow (Escocia), Swansea (Gales) y Belfast (Irlanda del Norte), entre otras ciudades.

Un grupo de manifestantes cortó el tráfico en la plaza de Trafalgar de la capital británica, mientras que otros bloquearon temporalmente el puente de Westminster al grito de "la democracia y el Parlamento están siendo atacados".

Ante los congregados en el centro de la capital británica, John McDonnell, portavoz de Economía laborista y mano derecha del líder, Jeremy Corbyn, defendió la necesidad de "luchar para proteger la democracia". Johnson "quiere cerrar nuestra democracia y forzar un Brexit sin acuerdo", dijo McDonnell, quien subrayó que los diputados deben contar con el tiempo suficiente para "dar su opinión sobre las políticas (del Gobierno) y el futuro del país".

Johnson quiere cercenar el periodo de sesiones durante la segunda semana de septiembre y no volver a iniciar la actividad en el palacio de Westminster hasta el 14 de octubre. La oposición cree que busca reducir las opciones para que los diputados pongan trabas a una eventual salida no negociada de la UE el próximo 31 de octubre.

"No podemos confiar simplemente en los tribunales o en los procesos parlamentarios para salir del apuro. Tenemos la obligación de ponernos en pie", señalaba la nota de convocatoria de las manifestaciones.

Corbyn arengó a los manifestantes en Glasgow para asegurar que su partido tratará de desbaratar la estrategia de Johnson: "Estoy orgulloso de estar aquí con vosotros para decirle a Boris Johnson que de ningún modo (cerrará las cámaras), es nuestro Parlamento".

"No podemos permitir que Johnson cierre el Parlamento y silencie las voces de los ciudadanos británicos de a pie", afirmó desde un escenario instalado cerca de Downing Street la portavoz de Interior laborista, Diane Abbott.

En Brighton, la líder del Partido Verde, Caroline Lucas, esgrimió que las protestas van "más allá del 'Brexit" y están pidiendo "una democracia digna de su nombre".

El ministro de Economía, Sajid Javid, defendió por su parte la decisión del primer ministro, al considerar que es "bastante normal en este momento del año que el Parlamento inicie un receso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook