Los rebeldes hutíes del Yemen lanzaron ayer un ataque con diez aviones no tripulados (drones) contra dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco en el este de ese país árabe, donde causaron sendos incendios que ya han sido controlados, informaron fuentes rebeldes y de Riad. El portavoz militar hutí, Yahya Sarea, informó de que las instalaciones atacadas se ubican en las áreas saudíes de Abqaiq y Khurais y precisó que los impactos de los diez drones fueron "precisos y directos". Sarea justificó los ataques como una respuesta "legítima" a las agresiones de los últimos cinco años contra el Yemen, donde Riad lidera una coalición militar en favor del Gobierno yemení reconocido internacionalmente. Prometió operaciones futuras "más dolorosas que antes mientras continúen las agresiones y el asedio".