Matteo Renzi, ex primer ministro de Italia, anunció ayer que abandona el Partido Democrático (PD) para crear una formación de nuevo cuño, Italia Viva. El movimiento, en el que le acompañan "más de 40 parlamentarios", llega justo después de la creación del nuevo Gobierno de Giuseppe Conte, que el propio Renzi contribuyó a fraguar, y al que garantiza apoyo para la legislatura.

Renzi justifica la necesidad de este nuevo partido "después de siete años de fuego amigo" porque "nuestros valores e ideas no pueden ser objeto de discusiones internas todos los días". El ex primer ministro llevaba meses alentando un giro del PD hacia el centro ideológico.