03 de octubre de 2019
03.10.2019
La Opinión de A Coruña

Trump acusa a los demócratas de un golpe contra "el poder del pueblo"

Funcionarios aseguran que el presidente sugirió disparar en las piernas a los migrantes y reforzar el muro con un foso de caimanes

02.10.2019 | 22:41

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue elevando el tono de sus respuestas al juicio político de destitución que se disponen a poner en marcha los demócratas. "A medida que, cada día, me entero de más cosas, estoy llegando a la conclusión de que lo que está en marcha no es un juicio político, es un golpe", afirmó el mandatario en un tuit.

Para Trump, el supuesto golpe de Estado "tiene la intención de arrebatar el poder al pueblo, su voto, sus libertades, su Segunda Enmienda [derecho a las armas], su religión, sus Fuerzas Armadas, su muro en la frontera, ¡y los derechos que Dios les ha otorgado como ciudadanos de los Estados Unidos de América!".

Horas después, el presidente continuó sus arremetidas contra sus adversarios políticos y contra los medios de comunicación. Trump calificó de "escoria" y pidió arrestar al presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, la instancia en la que se están desarrollando los preliminares del juicio de destitución. "Deberían forzar a dimitir del Congreso a Adam Schiff. Es escoria. Debería renunciar al cargo, pues ha caído en desgracia, y, francamente, deberían juzgarle por traición", dijo. En cuanto a los medios de comunicación, los calificó de "enemigos del pueblo".

Trump rompió una lanza en favor de su secretario de Estado, Mike Pompeo, quien se ha negado a permitir que declaren ante la Comisión una serie de funcionarios de su departamento llamados a hacerlo. Como consecuencia, el inspector general del departamento de Estado, Steve Linick „ que no depende de Pompeo„, compareció ayer a puerta cerrada en la Comisión de Inteligencia para discutir documentos relacionados con Ucrania. El juicio político ( impeachment) a Trump se basa en una conversación con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en la que le instó a investigar si el exvicepresidente Biden intervino para parar una investigación por corrupción a una empresa a la que asesoraba su hijo. Biden es en la actualidad el precandidato del Partido Demócrata mejor situado en las encuestas.

Por otro lado, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, negó que el presidente de EEUU le presionara para frustrar la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016. "El presidente [Trump] me contactó y me pidió un punto de contacto entre el Gobierno australiano y el fiscal general de Estados Unidos, algo que yo estaba feliz de poder hacer basándome en que era algo que ya nos habíamos comprometido a hacer antes", declaró Morrison. Sobre la conversación telefónica que mantuvo en septiembre con su homólogo estadounidense, aclaró que fue básicamente una charla normal, amable y breve, desmintiendo la información publicada el lunes por The New York Times.

Entre tanto, otro escándalo comenzó a salpicar a Trump, al asegurar el mismo diario neoyorquino que el magnate sugirió meses atrás disparar en las piernas a los migrantes irregulares que cruzan la frontera con México. El presidente, según The New York Times „que se basa en declaraciones anónimas de una docena de funcionarios de la Casa Blanca„, habría propuesto además complementar el muro fronterizo con un foso de agua repleto de caimanes y serpientes, electrificar la barrera y coronarla de púas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook