El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, aseguró ayer que Rusia ayudará a Cuba a recibir petróleo a pesar del bloqueo de EEUU que impide el acceso de petroleros a la isla caribeña. Medvedev descartó que para ello sea preciso recurrir a navíos de guerra y recordó que ya hay un acuerdo en vigor "un plan de trabajo sobre el suministro de energía a Cuba".