06 de octubre de 2019
06.10.2019
La Opinión de A Coruña
Los aliados de izquierdas

El socialista Costa somete hoy a las urnas portuguesas su brillante balance económico

Las encuestas dan al primer ministro luso una victoria clara pero insuficiente que le obligará a buscar socios que no exijan la entrada en el Gobierno

05.10.2019 | 23:06
El primer ministro portugués, António Costa, ondea una bandera lusa durante un acto de cierre de campaña en Oporto.

Portugal se dispone hoy a renovar su Parlamento y la confianza en el Partido Socialista del primer ministro, António Costa, que en los últimos cuatro años, con una estabilidad política „basada en el apoyo parlamentario del Bloque de Izquierda y el PCP„ que es la envidia de la familia socialdemócrata europea, ha pilotado una recuperación que ha sorprendido al mundo.

Los buenos datos macroeconómicos le han permitido satisfacer las demandas de sus socios parlamentarios de izquierda y revertir parte de los duros recortes impuestos al país durante el rescate de la troika (2011-2014). Es lo que se conoce como la vía portuguesa o el milagro portugués: el fin de la austeridad sin poner en peligro los compromisos con Bruselas.

Un milagro que no está no exento de amenazas. Aunque la mejoría de las finanzas públicas es incontestable y los niveles de bienestar de los portugueses también, la economía ofrece signos inquietantes. La recuperación se sustenta en dos pilares: las exportaciones, que suponen más del 40% del PIB, y el turismo, que suma el 15%. Un mal asunto en épocas de turbulencias globales como las que se avistan.

Los últimos sondeos no dejan lugar a dudas de que los portugueses van a premiar las políticas que les han sacado del pozo en el que les sumió la crisis financiera y el duro ajuste que luego impuso la troika a cambio del rescate. Con el respaldo de entre el 36,5% y el 38% del electorado en los sondeos, la victoria de Costa es incontestable. El dirigente le saca entre 8 y 10 puntos al centroderecha del Partido Socialdemócrata (PSD) de Rui Rio.

Las encuestas predicen también una subida del Bloque „anticapitalista como Podemos„ hasta el 10% de los sufragios y el descenso hasta el 7% del otro aliado, comunistas y verdes. El partido animalista y ecologista PAN se convertiría en cuarta fuerza „pudiendo llegar a ser decisivo con cinco escaños„ por delante de la derecha del CDS.

Sin llegar a la mayoría absoluta, Costa se verá abocado a buscar un socio que no le pida entrar en el Gobierno, exigencia que ha insinuado el Bloque. Su líder, Catarina Martins, señaló hace unos días: "Los partidos que se presentan quieren gobernar porque para eso son las elecciones". Un escenario que Costa rechaza frontalmente y que le ha llevado a advertir del riesgo de un "PS débil" ante un "Bloque fuerte" que conduzca a un escenario de bloqueo, como en España, que comprometa la estabilidad. A lo que Martins replica: "Estabilidad fue tener un acuerdo de izquierdas que señaló que no podía haber más recortes en salarios y pensiones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook