Un juez federal de EEUU rechazó ayer una solicitud del presidente Trump para bloquear la petición de un fiscal que solicitó sus declaraciones de la renta de los últimos ocho años, al considerar que en ese caso no hay inmunidad.

Los abogados de Trump habían alegado que un presidente en el cargo "no puede ser objeto de procedimientos penales", después de que el fiscal de Nueva York solicitara los documentos para investigar presuntos pagos para silenciar a dos mujeres que habrían mantenido relaciones íntimas con Trump.

Sin embargo, una hora después del dictamen, un tribunal de apelaciones de Nueva York concedió a Trump una moratoria que le permite paralizar la entrega de los documentos.