10 de octubre de 2019
10.10.2019
La Opinión de A Coruña

Erdogan lanza su ofensiva contra los kurdos sirios tras replegarse EE UU

Turquía pretende reasentar a dos millones de refugiados de la guerra siria en una franja fronteriza de 32 por 480 kilómetros

09.10.2019 | 23:02
Un blindado turco ayer en Akcakale, en la frontera con Siria.

Turquía inició ayer hacia el mediodía su anunciada ofensiva contra el nordeste de Siria, territorio controlado por las milicias kurdas del YPG, a las que Ankara considera terroristas. Hay al menos dos civiles muertos e intensos movimientos de la población, que huye de los bombardeos, en estos primeros compases del ataque.

La agresión fue lanzada después de que EE UU retirase de la zona sus últimos soldados, que hasta hace poco luchaban contra el yihadista Estado Islámico en alianza con los milicianos del YPG. Los kurdos controlan, en régimen de amplia autonomía respecto a Damasco, una amplia zona del nordeste sirio, que representa el 30% del territorio del país y se extiende entre el río Éufrates y la frontera con Irak.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quiere establecer junto a la raya fronteriza una "zona de seguridad" de 32 kilómetros de ancho por 480 de largo. En ella pretende reasentar a dos millones de los 3,6 millones de refugiados sirios que acoge Turquía. El resto de la frontera sirio-turca ya está en manos de tropas de Ankara desde hace meses, en virtud de un pacto con Rusia que no reconoce el régimen de Bachar al Asad, y que derivó en enfrentamientos con las fuerzas turcas.

La ofensiva de Turquía, país miembro de la OTAN, ha causado gran revuelo en la comunidad internacional, y ha causado preocupación en la ONU, que, sin embargo, ha evitado condenarla. El presidente de EE UU, Donald Trump, que le ha dado luz verde de modo pasivo, la calificó anoche de "mala idea" y resaltó que no la respalda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook