15 de octubre de 2019
15.10.2019
La Opinión de A Coruña

Turquía acusa a los kurdos de vaciar una cárcel con prisioneros del ISIS

Rusia "no quisiera pensar" en un posible choque con fuerzas de Ankara tras el envío de tropas del régimen hacia el norte de Siria

14.10.2019 | 19:07
Retirada de escombros en Nusaybin, localidad turca golpeada desde Siria.

La suerte de los miles de yihadistas del Estado Islámico (ISIS) encarcelados en prisiones kurdas del norte Siria es, junto a los daños a la población civil, la consecuencia que más preocupa de la ofensiva lanzada la pasada semana por Turquía contra el norte kurdo de Siria.

Turquía acusó ayer a las milicias kurdas (YPG) de haber vaciado una cárcel en la que estaban recluidos combatientes del ISIS. El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, afirmó que las tropas turcas hallaron vacía una cárcel de prisioneros del ISIS_en el territorio al este del Éufrates que ya controla Turquía, de una extensión de unos 109 kilómetros cuadrados. "Las YPG liberaron a los militantes del ISIS en un intento de alimentar el caos en el área. Un examen forense del sitio revela que los internos no rompieron ninguna puerta", añadió la fuente gubernamental turca.

Entre tanto, el acuerdo alcanzado por los kurdos sirios para el despliegue de fuerzas de Damasco en su territorio siguió completándose ayer, con la intención de hacer frente a la ofensiva turca. Fuentes kurdas explicaron que el pacto con Damasco es meramente militar y no implica cesiones políticas en el área autónoma que controla el YPG. "Hasta el momento no se ha hablado de detalles políticos del acuerdo, que se abordarán más adelante", dijeron las fuentes.

El despliegue de Damasco hace temer eventuales choques entre fuerzas sirias, y de sus aliados rusos, y efectivos turcos. La posibilidad no fue descartada por Moscú, que, sin embargo, la minimizó: "Ni siquiera queremos pensar en eso", afirmaron fuentes del Kremlin.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook