18 de octubre de 2019
18.10.2019
La Opinión de A Coruña
La tortuosa salida del Reino Unido del club comunitario

Johnson y la UE alcanzan un acuerdo sobre el 'Brexit' que solventa el problema irlandés

El Consejo Europeo respalda el pacto, sin abordar la posibilidad de una nueva prórroga si el Parlamento británico rechaza mañana el texto como ya hizo tres veces con el que logró May

17.10.2019 | 23:39
Johnson y el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, presentan el pacto sobre el 'Brexit'.

El excéntrico Boris Johnson ha ganado su primera batalla desde que llegó al 10 de Downing Street a finales de julio. Con el viento favorable del miedo a un Brexit duro que azota la mayoría de las capitales europeas, su Gobierno logró pactar con los negociadores comunitarios un nuevo Acuerdo de Salida que, en teoría, resuelve el escollo irlandés.

No habrá frontera intrairlandesa y no será preciso que Reino Unido se mantenga en la unión aduanera, aunque Irlanda del Norte deberá alinearse al menos cuatro años con la normativa del mercado único. El Consejo Europeo, reunido ayer y hoy en Bruselas, tardó apenas minutos en dar su visto bueno a un entendimiento laboriosamente conseguido en menos de una semana. Un texto que, por lo demás, respeta lo ya negociado por Theresa May sobre derechos de los europeos residentes en Reino Unido y de los británicos instalados en la UE, así como el pago de los casi 50.000 millones de euros de la deuda británica con la Unión.

Johnson tendrá que lidiar, mañana, con el Parlamento de Westminster, el mismo que, por tres veces, tumbó el Acuerdo de Salida pactado por su antecesora. Mientras que no se prevé que la Eurocámara ponga reparos en su votación de la próxima semana, los números que se barajan ahora mismo hacen temer un nuevo rechazo en los Comunes, que no se reunían en sábado desde 1982, cuando lo hicieron con motivo de la guerra de las Malvinas. Si el pacto fuera tumbado, la ley Benn, aprobada en septiembre, obliga a Johnson a pedir una nueva prórroga, aunque no está claro si lo hará él mismo o dimitirá, convocará elecciones y dejará la tarea a un gabinete en funciones. En todo caso, el Consejo Europeo de ayer optó por ni siquiera examinar la posibilidad de una prórroga.

El acuerdo fue descrito como "grande" y "nuevo" por Johnson, porque permite "recuperar el control" al Reino Unido. Casi a la vez, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, descartó la necesidad de otra prórroga del Brexit cuando el día 31 venza la actual. El presidente del Consejo, Donald Tusk, se limitó a constatar que "la pelota está ahora en el tejado británico" y añadió no tener "ni idea de cuál será el resultado del debate en los Comunes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook