22 de octubre de 2019
22.10.2019

"Estamos en guerra", dice Piñera ante el estallido social en Chile

Son ya once los muertos en las protestas, sin precedentes desde Pinochet, por la degradación de las condiciones de vida

21.10.2019 | 23:07
Soldados disparan contra los manifestantes en Valparaíso.

"Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, dispuesto a usar la violencia sin ningún límite", afirmó ayer el presidente de Chile sobre el estallido social que vive el país en protesta por la degradación de las condiciones de vida de millones de personas.

Las protestas, que se han cobrado al menos once muertos, están siendo reprimidas por el Ejército. Iniciadas hace una semana tras una subida del precio del billete de metro equivalente a 0,04 euros, han continuado sin pausa pese a la decisión gubernamental de dar marcha atrás en la polémica medida.

Más allá del encarecimiento del transporte, la realidad es que los chilenos, a los que a menudo se sitúa erróneamente en un "oasis" de la convulsa Latinoamérica, tienen un amplio abanico de quejas vinculadas al empobrecimiento y la desigualdad, unos sistemas de educación y salud precarios; inestabilidad en el empleo, elevados niveles de delincuencia y escándalos de corrupción en los que están implicados altos responsables militares y policiales.

Así las cosas, miles de ciudadanos comenzaron ayer a manifestarse por octavo día consecutivo. En previsión de nuevos disturbios, las autoridades militares decretaron por tercera vez el toque de queda, entre las ocho de la tarde de ayer y las diez de la mañana de hoy (cuatro horas más en España). El jefe de la Defensa Nacional, general Javier Iturriaga, se desmarcó del balance de Piñera: "Soy un hombre feliz, no estoy en guerra con nadie". Iturriaga precisó que los militares se mantendrán "alerta" para "solucionar cualquier inconveniente que pudieran provocar algunos inadaptados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook