24 de octubre de 2019
24.10.2019
La Opinión de A Coruña

Hallan 39 cadáveres, supuestos migrantes, en un camión búlgaro cerca de Londres

El vehículo habría llegado en un ferry desde Bélgica || Detenido el conductor norirlandés

23.10.2019 | 23:45
El camión frigorífico es retirado del lugar donde fue hallado.

La policía británica halló ayer de madrugada los cadáveres de 39 supuestos migrantes irregulares „entre ellos un adolescente„ en el contenedor de un gran camión frigorífico, de matrícula búlgara, en un polígono industrial del condado de Essex, a unos 30 kilómetros al este de Londres. El conductor del vehículo, un varón de 25 años procedente de Irlanda del Norte e identificado como Mo Robinson, fue detenido como sospechoso de asesinato.

Los agentes anunciaron que tratan de identificar a las víctimas, cuya nacionalidad se desconoce, y afirmaron que el proceso "podría ser largo". La Policía, que al principio consideró que el camión habría llegado desde Irlanda, corrigió más tarde estas estimaciones y aseguró que todo indica que el vehículo arribó en ferry a la localidad inglesa de Purfleet, situada a orillas del Támesis a unos 25 kilómetros al este de Londres, desde la localidad costera belga de Zeebrugge. La Fiscalía Federal de Bélgica ha abierto una investigación al sospechar que el contenedor pasó por territorio belga.

En una escueta declaración hecha ante los medios de comunicación horas después del hallazgo, la subinspectora de la Policía de Essex, Pippa Mills, calificó lo sucedido de "tragedia absoluta" e instó a cualquier persona con información sobre el suceso a ponerse en contacto con las autoridades. Mills no aclaró en su intervención cómo se enteraron de la presencia del camión los servicios de ambulancia que alertaron a la Policía.

En opinión del consejero delegado de la Sociedad de Camiones de Carretera británica, Richard Burnett, todo indica que detrás del suceso se encuentran las mafias de la migración irregular, a las que calificó de "peligro". Las condiciones en las que fueron encontrados los cadáveres eran "absolutamente horrendas", según explicó Burnett.

Las cámaras frigoríficas "son oscuras e increíblemente frías y las temperaturas llegan a alcanzar allí los 25 grados bajo cero si transportan productos congelados", lo que provoca que los humanos "pierdan la vida bastante rápido", puntualizó la fuente.

Por su parte, el Gobierno de Bulgaria confirmó que el camión frigorífico tiene matrícula búlgara, pero agregó que desde 2017, cuando fue matriculado en la localidad búlgara oriental de Varna, no ha vuelto a pasar por territorio del país balcánico.

"La única relación con Bulgaria del camión hallado en Essex es la matrícula. Lo registró en 2017 una ciudadana irlandesa, después salió del país y nunca jamás ha vuelto al territorio búlgaro", explicó al canal BTV el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov.

Pese a que las últimas hipótesis se inclinan por la llegada del camión desde Bélgica, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, anunció que se ha abierto una investigación para determinar si el tráiler ha pasado por su país.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook