26 de octubre de 2019
26.10.2019
La Opinión de A Coruña

Se recrudece la violencia en Bolivia tras concederse la victoria a Morales

El líder opositor no reconocerá los resultados || EEUU pone en duda la legitimidad del proceso y pide "exactitud" en el recuento

25.10.2019 | 23:22
Marcha contra Morales, esta semana, en La Paz.

Los detractores del presidente boliviano, Evo Morales, siguieron ayer „por quinto día consecutivo, tercero de paro indefinido„ con la "movilización permanente" que han declarado para lograr una segunda vuelta electoral, lo que ha provocado recrudecidos altercados en La Paz y otras ciudades del país. Anoche se esperaban varias marchas, entre ellas una que se proponía alcanzar la sede del Tribunal Supremo Electoral. Las autoridades electorales han sido uno de los blancos de los ataques de estos días. Los manifestantes han llegado a incendiar algunas de sus sedes. Al menos 57 personas han sido detenidas y 29 han resultado heridas, incluidos menores, en las protestas iniciadas el pasado lunes.

Según el último recuento difundido por el Tribunal Supremo Electoral, con el 99,99 por ciento de las actas escrutadas, Morales se ha hecho con los votos necesarios para evitar una segunda vuelta electoral, lo que lo convierte en el ganador de las elecciones celebradas el pasado domingo y le da acceso a un cuarto mandato, luego de trece años de desempeño de la presidencia, el más duradero en la historia del país.

Con un 47,07 por ciento de los apoyos, Morales se coloca a 10,56 puntos porcentuales respecto al opositor Carlos Mesa, que se ha hecho con el 36,51 por ciento de las papeletas. Ahora que sólo queda por escrutar un 0,01 por ciento de los resultados, la situación es matemáticamente irreversible. La ley electoral exige para una victoria en primera vuelta la mayoría absoluta, o una diferencia de diez puntos con el segundo candidato más votado. Mesa no reconocerá los resultados por considerarlos fraudulentos, y exige una segunda vuelta.

El encargado de Latinoamérica en el departamento de Estado de EEUU, Michael Kozak, pidió ayer a Morales que cuente con "exactitud" los votos de las presidenciales, porque hay dudas "reales" sobre su legitimidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook