26 de octubre de 2019
26.10.2019
La Opinión de A Coruña

Trump lanza una pesquisa criminal para invalidar el informe de la trama rusa

La Casa Blanca replica a la confirmación de que retuvo ayuda militar para Ucrania

25.10.2019 | 23:22

El culebrón político en el que ha sumido a EEUU la intención demócrata de abrir un juicio político de destitución al presidente, Donald Trump, se retorció ayer en una nueva vuelta sobre sí mismo. La Administración Trump lanzó una iniciativa de carácter penal que pretende invalidar por un vicio de raíz las investigaciones del fiscal especial Robert Mueller sobre la llamada trama rusa.

En esencia, el departamento de Justicia, dirigido por William Barr, hombre de probada fidelidad a Trump, ha abierto una investigación criminal para determinar si durante la campaña de las presidenciales de 2016 el FBI espió al equipo del candidato republicano. De ese modo, el departamento se investigaría a sí mismo, pero de resultar satisfactorias las pesquisas, sacaría a la luz elementos cuya consecuencia sería la invalidación de algunos de los fundamentos de la investigación de Mueller.

La apertura de esta investigación ha hecho saltar numerosas alarmas en Washington, ya que Barr ha demostrado en varias ocasiones que, cuando se trata de defender a Trump, no tiene demasiada consideración hacia las exigencias de independencia del departamento que dirige.

La nueva investigación ha sido considerada un contraataque de Trump después de que, el martes, William Taylor, principal diplomático estadounidense en Ucrania, declarase ante la Cámara de Representantes que el magnate condicionó un paquete de ayuda a Ucrania a que Kiev garantizase que investigaría supuestas irregularidades en el país del exvicepresidente Biden.

Entre tanto, el Pentágono confirmó que mantendrá su presencia con "fuerzas mecanizadas" en Siria para denegar al grupo yihadista Estado Islámico el acceso a los pozos petrolíferos en el este del país.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook