29 de octubre de 2019
29.10.2019
La Opinión de A Coruña
Elecciones presidenciales en el país austral

Los peronistas recuperan el poder en una Argentina sumida en una crisis económica

La nueva vicepresidenta, Cristina Kirchner, tiene pendientes varios procesos por corrupción || El Banco Central endurece las restricciones para evitar la caída de las reservas de divisas

29.10.2019 | 00:06
Alberto Fernández sale ayer de la Casa Rosada tras desayunar con el presidente saliente, Mauricio Macri.

El presidente saliente de Argentina, el liberal Mauricio Macri, recibió ayer por la mañana en la Casa Rosada al que a partir del 10 de diciembre será su sucesor, el peronista Alberto Fernández, de 60 años, quien con su victoria en las elecciones del domingo ha logrado el regreso del peronismo al poder tras cuatro años de alejamiento. Fernández y su compañera de fórmula, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), de 66 años, envuelta en varios procesos por corrupción durante sus dos mandatos, tendrán que habérselas con un país sumido en una muy profunda crisis económica.

Con el 96,99% del voto escrutado, Fernández, del Frente de Todos, se impuso gracias al 48,10% de los sufragios, mientras que Macri obtuvo un 40,36%, una ventaja de algo menos de ocho puntos, mucho menor que la pronosticada por las encuestas. Fernández evitó una segunda vuelta al superar el umbral del 45% de los votos. Los peronistas redondearon su victoria con una mayoría absoluta en el Senado y rozándola en el Congreso.

Después de conocerse los resultados de las elecciones y ante el grado de incertidumbre en los mercados, el Banco Central argentino anunció ya el domingo el endurecimiento de las restricciones cambiarias que comenzó a aplicar el mes pasado. Se impondrá un nuevo límite a la compra mensual de dólares, que será de 200 para las transacciones bancarias y de 100 para las que se hagan en efectivo. Las medidas, destinadas a evitar la caída de las reservas en divisas, tendrán vigencia hasta principios de diciembre, esto es, durante el periodo de la transición, y suponen una significativa reducción del límite de 10.000 dólares mensuales que Macri había establecido a principios de septiembre para hacer frente al terremoto financiero desencadenado a finales de agosto por su derrota en las primarias con un margen del 16%, que a la hora de la verdad ha quedado reducido a menos de la mitad.

Los mercados, que la pasada semana operaron con alta volatilidad y creciente incertidumbre, tuvieron ayer un comportamiento muy diferente al de agosto-septiembre: la Bolsa de Buenos Aires comenzó la jornada de ayer con un alza del 6,15%. El peso abrió estable en su relación con el dólar, que sigue cotizando a 65 pesos para la venta en el estatal Banco de la Nación.

El presidente electo de Argentina era, hasta hace meses, un desconocido para la mayoría de los ciudadanos, pero no para la clase política, ya que durante años fue un "hombre de las sombras". Fernández actuó de jefe de gabinete del fallecido Néstor Kirchner (2003-2007), después de haber sido su jefe de campaña. Mantuvo el puesto cuando la que ahora será su vicepresidenta sucedió a Kirchner. Sin embargo, en julio de 2008 rompió con ella tras oponerse a la subida de aranceles a la exportación, que generó fuertes protestas del sector agropecuario.

Tras haber sido durante años uno de los críticos más duros de Fernández de Kirchner, la sorpresa llegó en mayo cuando anunció que aspiraría a la Casa Rosada con su vieja enemiga, ahora acosada por la justicia, de vicepresidenta. El pacto, que ha cerrado muchas de las heridas sangrantes del peronismo, se ha demostrado una jugada de largo alcance.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook