30 de octubre de 2019
30.10.2019
La Opinión de A Coruña

Reino Unido elegirá el 12 de diciembre al Gobierno que habrá de ejecutar el 'Brexit'

Johnson consigue elecciones anticipadas al cuarto intento y con el plácet laborista

30.10.2019 | 00:21
Johnson durante la sesión de los Comunes de ayer.

Tuvo que esperar al cuarto intento, pero al fin el primer ministro de Reino Unido, el conservador Boris Johnson, consiguió ayer el adelanto electoral que busca desde septiembre. Los británicos elegirán el 12 de diciembre el Parlamento del que debe salir el Gobierno que, por fin, logre ejecutar un Brexit que se iba a consumar el pasado 31 de marzo y que el próximo día 1 de noviembre encarará su tercera prórroga, flexible y con expiración el 31 de enero de 2020.

Es la segunda gran victoria parlamentaria de un Johnson que colecciona derrotas en Westminster, pero que ya el día 20 logró lo que se le había resistido a su antecesora, Theresa May: el refrendo de la Cámara de los Comunes al Acuerdo de Salida que había pactado esa misma semana en el Consejo Europeo para resolver el escollo de la frontera irlandesa.

Sin embargo, acto seguido, el Parlamento se negó a tramitar de urgencia la correspondiente ley de Brexit, con lo que Johnson se vio obligado a pedir la prórroga que había jurado no solicitar nunca. "Antes preferiría estar muerto en una cuneta", llegó a decir. La moratoria, concedida el lunes por Bruselas, fue oficializada ayer por los 27, con lo que el temor de buena parte de la oposición, encabezada por los laboristas, a un Brexit sin acuerdo desapareció. El resultado de la votación sobre el adelanto electoral da buena prueba de ello: 438 votos a favor y 20 en contra.

El adelanto tiene que ir ahora a la Cámara de los Lores, donde no se esperan escollos. Si no hay sorpresa, el Parlamento se disolverá, pues, el 6 de noviembre, sin tramitar la ley de Brexit. Es lo que quiere Johnson, favorito en las encuestas, para evitar que el trámite parlamentario desvirtúe el texto que ha pactado con la UE. Será el nuevo Legislativo, en el que espera tener mayoría, el que promulgue la ley.

La decisión de adelantar las elecciones se votó después de que los Comunes aprobaran a viva voz una moción de Johnson para, por una sola vez, hacer una excepción a la ley de 2011 „que exige para un anticipo el respaldo de dos tercios de los diputados„. Johnson contaba con casi todos los conservadores, después de haber readmitido a diez disidentes expulsados en septiembre. Además le apoyaban los liberales demócratas y los nacionalistas escoceses y, al final, los laboristas. No había enemigo.

Los Comunes descartaron, gracias al cierre de filas de los conservadores y sus socios norirlandeses, enmiendas para que las elecciones fueran el 9 de diciembre y votasen mayores de 16 años y residentes comunitarios. Ahora, los defensores de revocar el Brexit verán las elecciones como un segundo referéndum. Enfrente tendrán a un Johnson reforzado: 36% de apoyo en las encuestas, frente al 23% de los laboristas, el 18% de los liberaldemócratas y el 12% del Partido del Brexit de Nigel Farage. Y la mayoría absoluta, al alcance de la mano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook