21 de noviembre de 2019
21.11.2019
La Opinión de A Coruña

El embajador ante la UE declara que "todo el mundo" conocía las presiones a Ucrania

El demoledor desmarque de Sondland conmociona a los republicanos y provoca una comparecencia del presidente Trump para defenderse de las acusaciones

20.11.2019 | 23:27
El embajador Sondland, durante su comparecencia de ayer ante la Cámara de Representantes.

Las comparecencias televisadas ante el Congreso de EEUU siguen echando cal viva sobre Donald Trump. El embajador ante la UE, Gordon Sondland, pieza clave en el aparato diplomático paralelo montado por la Casa Blanca, fue ayer claro y nítido: "Todo el mundo lo sabía, no era un secreto", afirmó respecto a las presiones a Ucrania para investigar al exvicepresidente y rival demócrata Joe Biden.

De las declaraciones de Sondland ante la comisión de Inteligencia de la Cámara se sacaron en claro dos ideas. La primera, que fue Trump en persona quien ordenó presionar al Gobierno de Kiev para lograr una investigación judicial que perjudicase a los demócratas. La segunda, que amenazó con denegar una ayuda militar de 390 millones de dólares y una invitación a la Casa Blanca, pendientes del inicio de la investigación a Biden.

Los demócratas consideran que este quid pro quo constituye un caso innegable de intento de "soborno" a una potencia extranjera para interferir en los procesos electorales de EEUU. Una idea que se está constituyendo desde hace días como centro de la argumentación a favor de la apertura de un juicio de destitución ( impeachment) contra Trump.

El desmarque de Sondland pilló por sorpresa a muchos republicanos, ya que en sus declaraciones a puerta cerrada había sido mucho más evasivo. Sin embargo, el embajador ya advirtió días atrás que las declaraciones de otros testigos le estaban refrescando la memoria. Sondland es, de los testigos hasta ahora convocados, el que más directamente intervino en las operaciones de presión a Ucrania.

La sensación de inseguridad republicana fue tal que, cuando Sondland llevaba ya dos horas declarando, Trump, quien suele comentar los testimonios con tuits, compareció en la Casa Blanca para negar cualquier presión a Ucrania. Basándose en los aspectos menos incriminatorios de la comparecencia de Sondland, Trump lanzó un mensaje lapidario acerca de las pesquisas: "Esto significa que esto se ha acabado". Sin embargo, en esos mismos momentos eran muchos los legisladores, demócratas pero también republicanos, convencidos de que "esto" acaba de empezar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook