Un ciberataque coordinado por Europol logró desactivar 26.000 páginas con contenidos yihadistas de la organización terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), desarticulando temporalmente el "califato virtual". El principal logro del operativo europeo conocido ayer fue el ataque cibernético contra Amaq, la "agencia de noticias" yihadista.