27 de noviembre de 2019
27.11.2019
La Opinión de A Coruña

Mueren 13 militares franceses al chocar dos helicópteros que operaban en Mali

La tragedia durante un ataque contra yihadistas carece de precedentes desde el fallecimiento de 58 paracaidistas, en 1983, en un atentado perpetrado en Beirut

26.11.2019 | 23:50
Un helicóptero francés Caimán, desplegado en la operación antiterrorista, al norte de Mali.

Las Fuerzas Armadas francesas vivieron el lunes al anochecer su mayor tragedia en 36 años cuando, según se informó ayer, trece militares perdieron la vida en Mali al chocar dos helicópteros durante una operación contra comandos yihadistas. El 23 de octubre de 1983, durante la guerra civil libanesa, 58 paracaidistas galos murieron en Beirut en un atentado suicida, casi simultáneo con otro que acabó con la vida de 241 soldados estadounidenses y movió al Pentágono a salir del país.

El choque fatal se registró en la región de Liptako, en el este del país africano, cerca de la frontera con Níger y Burkina Fasso, y eleva a 38 el número de bajas mortales de las fuerzas francesas en Mali desde el inicio en 2013 del despliegue contra los yihadistas de Al Qaeda del Magreb Islámico, establecidos en el desierto del Sahel, para impedirles la toma de todo el país.

Actualmente la operación lleva el nombre de Barkhane y moviliza 4.500 efectivos. España también tiene desplegados 280 soldados en Mali, la mayoría de ellos acuartelados en Koulikoro, cerca de la capital, Bamako, y dedicados al adiestramiento de las fuerzas locales.

En la colisión se vieron implicados un helicóptero de asalto Cougar y otro de apoyo cercano Tigre, que habían acudido a la zona en apoyo de un contingente que perseguía a un grupo de terroristas, localizados horas antes, que se desplazaban en pick-ups y motocicletas. Según las autoridades francesas, en el momento de la colisión era ya noche cerrada, sin apenas visibilidad, y los aparatos, desprovistos de dispositivos anticolisión, volaban a baja altura. Los militares fallecidos son seis oficiales, seis suboficiales y un cabo mayor.

La clase política francesa fue unánime a la hora de lamentar lo sucedido, aunque la izquierdista Francia Insumisa llamó a "un debate serio y racional para plantear vías de salida de una guerra a la que numerosos franceses y malienses no ven sentido". España ofreció de inmediato su colaboración para el traslado de los cuerpos de los militares fallecidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas