La nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ensalzó ayer en Etiopía el compromiso con África en su primera visita oficial fuera de la UE, con la que quiso mostrar que el continente está en las prioridades de su agenda exterior. Fue una visita corta, de un día, pero llena de simbolismo; una declaración de intenciones, con la que Von der Leyen busca recortar el protagonismo de otras potencias como China, Rusia o EEUU en África. En la foto, la presidenta del Ejecutivo comunitario con el primer ministro etíope, Abiy Ahmed.