11 de diciembre de 2019
11.12.2019

Trump, imputado

Los demócratas lo acusan de abuso de poder y obstrucción || Los cargos deben ser refrendados por la comisión de Justicia y el pleno de la Cámara de Representantes para iniciar el 'impeachment'

11.12.2019 | 00:14
La plana mayor demócrata en la Cámara de Representantes anuncia ayer los cargos contra Trump.

Los legisladores demócratas dieron ayer el crucial paso de formalizar los cargos que imputan al presidente de EE UU, Donald Trump, con la intención de someterlo a un juicio político de destitución ( impeachment): abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Esta misma semana, la comisión de Justicia votará sobre los cargos, que a continuación serán transmitidos al pleno de la Cámara de Representantes, el cual se pronunciará, se estima, antes de las Navidades. Los cargos serán aprobados en ambas instancias, con lo que Trump pasará a estar procesado. El juicio se celebrará en el Senado, previsiblemente a partir de enero. Salvo sorpresa, faltarán en la Cámara Alta los dos tercios de votos requeridos para destituir al jefe del Ejecutivo.

La imputación fue anunciada por el presidente de la comisión de Justicia de la Cámara Baja, Jerry Nadler, quien compareció acompañado por la presidenta de los Representantes, Nancy Pelosi, y por el resto de presidentes demócratas de comités de la Cámara.

Nadler explicó que se acusa a Trump de abuso de poder por anteponer sus preocupaciones políticas personales al interés nacional. Se le acusa de obstrucción al Congreso, añadió, por entorpecer la investigación llevada a cabo por la comisión de Inteligencia de la cámara desde el mes de octubre. Es esa investigación la que ha permitido a la comisión de Justicia formular los cargos.

"Nuestro presidente ostenta la mayor confianza pública. Cuando traiciona esa confianza y se pone por delante del país, pone en peligro la Constitución, pone en peligro nuestra democracia y nuestra seguridad nacional", proclamó Nadler. "Los hechos son incontestables; es una cuestión de deber", aseguró Adam Schiff, el presidente del Comité de Inteligencia.

La responsable de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grishman, aseguró que "los demócratas han querido durante largo tiempo darle la vuelta a los votos de 63 millones de estadounidenses. Han determinado que deben imputar al presidente Trump porque no pueden ganarle legítimamente en las urnas". Grishman calificó la maniobra de "partidista, gratuita y patética".

Los hechos de los que se acusa a Trump están relacionados con sus presiones al presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, para que investigase por corrupción al expresidente Joe Biden (2009-2017), precandidato demócrata mejor situado para las presidenciales del próximo noviembre. Las presiones se materializaron en la congelación de ayuda militar a Ucrania, país aliado de EE UU, en guerra desde 2014 con Rusia en la cuenca del Donbás. La supuesta corrupción de Biden habría consistido en presiones a la fiscalía ucraniana para pasar por alto las operaciones de Hunter, hijo del exvicepresidente, asesor de una empresa gasística local.

Trump será el cuarto presidente de EE UU en afrontar el impeachment. Andrew Johnson (1868) y Bill Clinton (1998) fueron absueltos; Richard Nixon dimitió en 1974 para evitar el banquillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook