07 de enero de 2020
07.01.2020

Los demócratas buscan limitar los poderes de Trump en caso de una guerra con Irán

EEUU anuncia la reubicación de sus tropas en Irak con vistas a un "desplazamiento posterior", pero el Pentágono niega el repliegue

06.01.2020 | 23:48

Los demócratas de la Cámara baja de EEUU anunciaron ayer que votarán para "limitar las acciones militares" del presidente, Donald Trump, frente a Irán ante la escalada de tensión en Oriente Medio, tras la operación estadounidense que acabó con la vida del general iraní Qasem Soleimaní. La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, informó de que se celebrará un voto para "limitar" los poderes del mandatario en caso de guerra.

Pelosi remarcó su "preocupación de que la Administración tomase esta acción (el ataque a Soleimaní) sin la consulta al Congreso y sin respeto por los poderes de guerra que otorga la Constitución".

La resolución, que será sometida próximamente a votación, "reafirma las responsabilidades de supervisión (del Legislativo) al exigir que, si no hay medidas tomadas por parte del Congreso, las hostilidades militares de la Administración respecto a Irán cesan en treinta días".

En este sentido, el senador demócrata Chris Murphy, miembro del Comité de Exteriores de la Cámara alta, aseguró que Trump "está tambaleándose hacia una guerra por decisión propia, una guerra provocada enteramente por sus acciones, una guerra que provocará la muerte de miles de estadounidenses. El Congreso debe detenerle", dijo. Los demócratas se han quejado de que Trump aprobó la operación contra Soleimaní sin notificarlo previamente a los líderes de ambos partidos en el Congreso.

Entre tanto, EEUU anunció anoche la reubicación de sus tropas en "el transcurso de los próximos días y semanas" en Irak para preparar un posible desplazamiento posterior, según una carta enviada por el Ejército estadounidense al Ministerio de Defensa iraní que no aclara la finalidad última de esta maniobra. "En debida deferencia a la soberanía de la República de Irak, y según lo solicitado por el Parlamento y el primer ministro iraní, la Coalición Internacional contra el Estado Islámico de Irak reubicará las fuerzas en el transcurso de los próximos días y semanas para prepararse para el desplazamiento posterior", señaló la misiva, difundida por medios estadounidenses.

Sin embargo, el secretario de Defensa, Mark Esper, estaba al quite y enseguida aseguró que "no hay ninguna decisión de abandonar Irak", en una comparecencia no anunciada con los periodistas en el Pentágono, minutos después de que se conociese la carta enviada por el Ejército norteamericano al Ministerio de Defensa iraquí en la que se apuntaba el movimiento de tropas, sin aclarar si se trataba o no de un repliegue.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook