13 de enero de 2020
13.01.2020

Trump espolea las crecientes protestas de los iraníes contra el régimen

El derribo del avión ucraniano desata las movilizaciones en la calle, un desafío a las medidas de seguridad impuestas por el Gobierno de Teherán

12.01.2020 | 23:19
Protestas contra el régimen en Irán.

En uno de los retuertos inesperados de la crisis abierta entre Estados Unidos e Irán, la presión se ha trasladado a las calles iraníes. Dos días después de que sus autoridades admitieran haber abatido por error el avión ucraniano que el miércoles despegó de Teherán con 176 pasajeros a bordo, grupos de manifestantes tomaron nuevamente varios puntos del país para reclamar la dimisión de los altos cargos del régimen.

Las protestas cuentan con el respaldo pleno de Washington, que ha visto en solo unos días cómo se resquebrajaba la unidad generada en Irán por el asesinato del general Qasem Suleimani para dar paso a nuevos brotes de contestación social contra la teocracia chií. El presidente Trump transmitió su apoyo total a los manifestantes a través de las redes sociales e instó a Teherán a respetar las protestas.

"A los líderes iraníes: no matéis a los manifestantes. Miles han muerto ya o han sido encarcelados por vosotros. El mundo está mirando, y lo que es más importante, EEUU está mirando", escribió Trump en una sucesión de mensajes en farsi y en inglés, aludiendo aparentemente a la violenta represión de las protestas del pasado noviembre, documentada por organizaciones de derechos humanos.

Irán trata de calmar la indignación popular desatada por la muerte de los 176 pasajeros del avión pidiendo disculpas a todas las partes implicadas y negando que tratara de encubrir su responsabilidad en el bombardeo accidental del Boieng 737 ucraniano. "Irán lamenta profundamente este error desastroso. Mis condolencias y oraciones se dirigen a los familiares de las víctimas", aseguró su presidente Hassan Rohaní. Pero esta inesperada vuelta de tuerca ha añadido un nuevo elemento de presión para el régimen, que optó por responder con prudencia al asesinato de Suleimani con un ataque sin víctimas contra dos bases militares iraquíes que albergan a soldados estadounidenses. La cuestión ahora pasa por saber si Irán se sentirá tentado a nuevas represalias a EEUU que le sirvan para apaciguar las protestas antigubernamentales en sus calles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook