El Gobierno de Nicolás Maduro negó ayer la entrada a una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Venezuela, que tiene previsto comenzar a operar este lunes, al argumentar que el país ya no pertenece a la Organización de Estados Americanos.