17 de febrero de 2020
17.02.2020

La ministra de Sanidad de Macron, candidata a la Alcaldía de París

El partido opta por Agnès Buzyn para intentar revertir las encuestas || Sustituirá a Benjamin Griveaux, que renunció tras la difusión de un vídeo de índole sexual

16.02.2020 | 23:40
La ministra de Sanidad, Agnès Buzyn.

Aunque hace tan solo 48 horas decía que no podría ser candidata debido a una intensa agenda y a la gestión del coronavirus, la ministra francesa de Sanidad, Agnès Buzyn, será finalmente cabeza de cartel de La Republique en Marche (LREM) en las elecciones municipales de marzo en sustitución de Benjamin Griveaux, que el pasado viernes tiró la toalla tras la difusión en las redes de unos vídeos suyos de índole sexual. Para el partido de Emmanuel Macron era urgente encontrar un plan B y eran muchas las voces que pedían un "peso pesado" capaz de concitar la unanimidad interna y de asumir el reto de entrar a toda prisa en una campaña desastrosa.

A Griveaux todos los sondeos lo situaban el tercero detrás de la aspirante de Los Republicanos, Rachida Dati, y de la actual alcaldesa, la socialista Anne Hidalgo, en buena posición para revalidar el cargo. Con la entrada de Buzyn en la competición son tres las mujeres que aspiran a ocupar el consistorio de la capital francesa. "Me lanzo, tengo ganas. Lo hago para ganar", declaró la candidata.

Médico, 58 años y expresidenta del Instituto Nacional del Cáncer, Buzyn es considerada como uno de los pesos pesados de su partido y una de las figuras con mayor sensibilidad social del Ejecutivo liderado por Edouard Philippe. Su salida del ministerio, que formalizó ayer, coincide con un momento marcado por la crisis del coronavirus, la de los hospitales públicos y el debate parlamentario sobre la reforma de las pensiones.

"Amo París, lo conozco, he nacido aquí y he vivido desde siempre, y pienso que tengo mucho que aportar a todos y todas los que como yo viven diariamente aquí", agregó. Buzyn no ha perdido el tiempo y anunció su primer acto de campaña el próximo domingo en un café del noveno distrito de París. "Nos sorprende que una ministra abandone su puesto de la noche a la mañana", reaccionó una de sus rivales, la conservadora Rachida Dati.

"Tiene un profundo deseo de mejorar la vida de los parisinos. Agnès Buzyn será nuestra cabeza de lista en París. Ella puede contar con mi compromiso total junto a ella", ha remachado el diputado en la Asamblea Nacional por París Sylvain Maillard.

Ataques innobles

Griveaux anunció el jueves al presidente Macron que se retiraba de la carrera política para proteger a su familia de lo que considera "ataques innobles" a su vida personal tras la difusión en las redes sociales de un vídeo de contenido sexual.

"Desde hace más de un año, mi familia y yo hemos sufrido palabras difamatorias, mentiras, ataques anónimos, la revelación de conversaciones privadas robadas, y amenazas de muerte", dijo Griveaux en una declaración grabada remitida a los medios. "Este torrente de barro me ha afectado pero, sobre todo, ha hecho daño a los que quiero. Como si no fuera suficiente, ayer se dio un paso más.

Una página web difundió ataques innobles sobre mi vida privada. Mi familia no merece eso. Nadie debería jamás sufrir tal violencia", añadió.

El excandidato ha anunciado a través de su abogado que llevará el caso a los tribunales. La difusión de material íntimo sin el consentimiento del interesado está duramente castigada y puede llegar a los dos años de prisión, ha recordado el ministro del Interior, Christophe Castaner.

Antiguo socialista, exportavoz gubernamental y hombre de confianza de Emmanuel Macron, la caída del político marca el final de una campaña caótica para La Republique en Marche, incluyendo la presencia de un competidor en sus propias filas, el matemático Cédric Villani, quien, a pesar de la petición expresa de Macron para unirse a Griveaux, se mantiene como candidato disidente al consistorio.

Griveaux iba rezagado en los sondeos con un 16% de intención de voto detrás de la candidata conservadora de Los Republicanos (LR), Rachida Dati (20%), y de la socialista Anne Hidalgo (23%), que aspira a revalidar el cargo de alcaldesa de la capital francesa. Todo se resolverá en las urnas en unas elecciones que celebrarán a dos vueltas el 15 y el 22 de marzo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook