Egipto enterró ayer al exdictador Hosni Mubarak, jefe de Estado durante casi 30 años, con honores y en presencia del actual presidente del país, Abdelfatá al Sisi, autoridades y decenas de seguidores. En la imagen, traslado de los restos mortales al cementerio de El Cairo.