El presidente ruso, Vladímir Putin, llegó ayer a la península de Crimea en una visita de claro tinte electoralista, que coincidió con el sexto aniversario de la anexión rusa. El martes, Putin convocó para el 22 de abril el referéndum sobre la reforma constitucional que le abre el camino a permanecer en la Presidencia hasta 2036.