La coalición internacional que encabeza EEUU en la lucha contra el Estado Islámico (ISIS) está repatriando a parte de su personal militar de las bases de Irak, tras la suspensión del adiestramiento para evitar el contagio por coronavirus.

La salida de las fuerzas de la coalición, en la que participa España, llega en medio de un incremento de los ataques de milicias chiíes, en las últimas semanas, contra las bases en las que están desplegadas. Los ataques, que han provocado bombardeos de represalia de EEUU, comenzaron tras el asesinato el pasado 3 de enero del comandante iraní Qasem Soleimani.