24 de marzo de 2020
24.03.2020

La ONU pide un alto el fuego global para enfrentar al "enemigo común", el coronavirus

El secretario general, António Guterres, lamenta que mientras el mundo trata de frenar la expansión del Covid-19, los conflictos armados continúan

23.03.2020 | 22:54
El secretario general de la ONU, António Guterres.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pidió ayer un alto el fuego en todo el mundo para que los países puedan centrarse en derrotar al "enemigo común" que supone el coronavirus. "La furia del virus ilustra la locura de la guerra. Por eso, hoy hago un llamamiento a un alto el fuego global inmediato en todos los rincones del mundo", dijo el jefe de la ONU en una comparecencia.

Guterres lamentó que, a pesar de que "el mundo se enfrenta a un enemigo común, el Covid-19", que "no entiende de nacionalidad o de etnia, de facciones o de fe", sino que "ataca indiscriminadamente", los conflictos armados continúan.

"Los más vulnerables „las mujeres, los niños, la gente con discapacidades, los marginados y los desplazados„ pagan el mayor precio" de estas guerras y "ahora se enfrentan también al alto riesgo de sufrir pérdidas devastadoras por el Covid-19", subrayó.

Además, el secretario general llamó la atención sobre el hecho de que "en los países arrasados por la guerra los sistemas de salud han colapsado' y "los profesionales de la salud, ya pocos en número, suelen ser atacados".

Por todo ello, considera que "es el momento de parar los conflictos armados y centrarnos juntos en la verdadera lucha por nuestras vidas". Hay que "acabar con la enfermedad de la guerra y luchar contra la enfermedad que está arrasando nuestro mundo", reclamó.

Así, urge a las partes en conflicto a "silenciar las armas" con el objetivo de "crear corredores humanitarios, abrir las ventanas de la diplomacia y llevar esperanza a algunos de los lugares más vulnerables ante el Covid-19".

Guterres animó a los combatientes a dejarse inspirar por "las coaliciones y el diálogo que lentamente van tomando forma entre rivales en algunas partes del mundo para aunar enfoques contra el Covid-19". "Esto es lo que nuestra familia humana necesita, ahora más que nunca", concluyó.

Por otra parte, el Gobierno de Noruega propuso la creación de un fondo bajo la supervisión de la ONU para ayudar a los países en desarrollo, con frágiles sistemas sanitarios, a hacer frente a la expansión del brote de coronavirus.

La ministra de Exteriores noruega, Ine Eriksen Soreide, aseveró que "un fondo multilateral bajo los auspicios de la ONU ofrecería a los socios predictibilidad y contribuiría a unos trabajos más eficaces". "La experiencia de otras crisis demuestra que cuanto antes empieces con la respuesta a largo plazo, más eficaz es el esfuerzo", añadió.

Según el Gobierno de Noruega, que se ha ofrecido a contribuir con dinero a la creación de este fondo, la secretaria general adjunta de Naciones Unidas, Amnima Mohamed, ya ha respaldado la idea.

En 2014, durante la crisis del ébola en el África Occidental, ya se creó un fondo multilateral también al amparo de la ONU para facilitar tanto la asistencia inmediata como la ayuda a largo plazo para los países más afectados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook