03 de abril de 2020
03.04.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

El coronavirus dispara la venta de armas en EE UU

Invierten desde el inicio de la crisis 1,9 millones en armas, la segunda cifra más alta de la historia

03.04.2020 | 08:24
Una imagen de archivo en la que se observa una manifestación de partidarios de los derechos de las armas en Virginia.

Los estadounidenses compraron al menos 1,9 millones de armas a medida que estallaba la crisis del coronavirus en marzo, el segundo mayor pico de la historia después de enero de 2013, con un récord de ventas de 2 millones.

Medios estadounidenses han reportado en las últimas semanas filas en las armerías de todo el país, con las ventas doblándose respecto al mes anterior en la mayoría de estados o incluso triplicándose en sitios como Michigan, que sufre un importante brote de COVID-19.

El The New York Times comparó la compra de armas por parte de los estadounidenses con la acumulación de papel higiénico o conservas enlatadas y afirmó que "se están preparando para un futuro incierto", "temerosos de que la pandemia pueda provocar disturbios".

Los picos anteriores de compras ocurrieron en momentos en los que los estadounidenses veían amenazado su derechos a obtener armas, sobre todo por los esfuerzos del expresidente Barack Obama (2009-2017) de restringir su venta.

El récord de enero de 2013 ocurrió después de que un Obama recién reelegido anunciase medidas de control de armas en respuesta al tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook de Connecticut, que dejó 26 muertos.

Las cifras son un estimado calculado a través de los controles de antecedentes que el FBI realiza a los compradores, aunque hay estados y ferias que no requieren ese trámite, por lo que el número es mayor.
Sobre la coyuntura actual por la pandemia, el profesor de Derecho de la Universidad Estatal de Georgia, Timothy Lytton, dijo al The New York Times que la gente "pueden tener ansiedad por protegerse si los organismos del Estado comienzan a erosionarse".

"La gente está nerviosa de que haya un cierto desorden civil que podría surgir si un gran número de personas enferman y un gran número de instituciones dejan de funcionar con normalidad", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook