La Asamblea Nacional francesa dio ayer su visto bueno a la aplicación móvil Stop Covid, que utilizará el sistema Bluetooth para identificar cadenas de contagios e informar a las personas que hayan estado en contacto con un caso confirmado de coronavirus. Los diputados respaldaron la medida , prevista para este fin de semana, por 338 síes y 215 noes.

El partido gubernamental, La República en Marcha, goza de la mayoría en la Cámara baja, con 281 diputados. El Gobierno quiso someter este proyecto al aval parlamentario, aunque su voto no era vinculante ni en la Asamblea ni en el Senado, donde se votará hoy.

El Ejecutivo anunció la aplicación en abril y desde entonces esta ha sido contestada incluso entre sus filas por las dudas que plantea en cuanto a la protección de los datos personales.