06 de junio de 2020
06.06.2020
La Opinión de A Coruña

Atasco en las negociaciones sobre la futura relación entre la UE y el Reino Unido

Barnier: "No podemos seguir así, y más si se rechaza extender el período de transición"

06.06.2020 | 02:19
El negociador jefe de la UE, Michel Barnier.

La Unión Europea (UE) lamentó ayer la falta de avances "significativos" en la negociación sobre la futura relación con el Reino Unido tras el Brexit, al finalizar la cuarta ronda de conversaciones entre Londres y Bruselas. "No podemos seguir así eternamente, más aún cuando los británicos rechazan extender el periodo de transición", advirtió el negociador jefe de la Unión, Michel Barnier. Su homólogo británico, David Frost, coincidió al señalar en un comunicado que los avances "siguen siendo limitados", pese a presentar el tono del diálogo como "positivo".

Bruselas considera que la negociación con Londres debe lograr avances en paralelo en las principales áreas de la futura relación, como la pesca, la competencia justa, la cooperación judicial y policial en materia penal o la gobernanza del nuevo pacto.

Barnier precisó que en el ámbito pesquero el Reino Unido insiste en condicionar el acceso a las aguas británicas a una negociación anual sobre las cuotas pesqueras, lo cual es "imposible, incluso técnicamente imposible" para la Unión, recalcó el político francés.

El club comunitario aspiraba a cerrar el convenio pesquero para el 1 de julio, pero Barnier asumió que "parece claro" que no se logrará ese objetivo y recordó que sin un pacto pesquero, la UE no cerrará un tratado comercial con el Reino Unido.

En cuanto a las condiciones para garantizar una competencia justa, el francés subrayó que no se ha realizado "progreso alguno", y tampoco comunicó avances en la gobernanza del acuerdo.

Judicial

En el caso de la cooperación judicial y policial en materia penal, sí reconoció que la discusión fue "un poco más constructiva" en lo relativo al compromiso del Reino Unido con la Convención Europea de Derechos Humanos.

Barnier criticó al Gobierno británico por dar "marcha atrás" en los compromisos que había asumido en la declaración política sobre la futura relación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook