El presidente de Estados Unidos aseguró ayer que su plan para arreglar las tensiones raciales es favorecer el crecimiento económico y que el afroamericano cuyo homicidio desató las protestas, George Floyd, se alegraría desde el cielo si viera el nuevo dato sobre desempleo.

Las polémicas declaraciones de Trump llegaron durante una larga comparecencia en la que celebró que el índice de desempleo bajara inesperadamente al 13,3% en mayo, comparado con el 14,7% del mes anterior, indicó este viernes el Departamento de Trabajo.

"Lo que le ha pasado a nuestro país es lo mejor que puede pasar para las relaciones raciales, para los afroamericanos", afirmó Trump. "Ese es mi plan. Vamos a tener la economía más fuerte del mundo", añadió Trump cuando un periodista le preguntó cuál era su plan para hacer frente al racismo sistémico en EEUU.

Trump incluso afirmó que Floyd se alegraría si viera el nuevo índice de desempleo de mayo. "Ojalá que George nos esté mirando ahora mismo desde arriba, estará diciendo que esto es algo muy bueno para nuestro país. Es un gran día para él, un gran día para todos", afirmó Trump.

El mandatario utilizó ese tono de celebración a pesar de que el dato de desempleo entre afroamericanos en el mes de mayo fue peor que el de abril, al subir hasta el 16,8%.