El Gobierno de Portugal anunció ayer la suspensión de la actividad no urgente en los hospitales de Lisboa, Amadora, Sintra, Loures y Odivelas debido a una mayor concentración de casos de Covid-19, según el Ministerio de Sanidad. La reanudación de la actividad no urgente estaba supeditada a revisiones en función de la evolución del virus e "implica que se garantice la seguridad de usuarios y profesionales sanitarios sin comprometer la capacidad de respuesta de hospitalización y cuidados intensivos" para enfermos de Covid-19. Portugal informó ayer de 10 muertes en 24 horas y 377 nuevos casos.