16 de junio de 2020
16.06.2020
La Opinión de A Coruña

Bruselas y Londres pactan intensificar los contactos para cerrar un acuerdo 'pos-Brexit'

Ambas partes reconocen la necesidad de dar "un nuevo impulso" al estancado proceso de abandono con el objetivo de completarlo antes de que finalice el año

16.06.2020 | 00:48
Boris Johnson (de espaldas), ayer, durante la videoconferencia con los representantes de las principales instituciones comunitarias.

Las conversaciones sobre la nueva relación pos-Brexit entre el Reino Unido y la Unión Europea llevan meses estancadas. Las cuatro rondas celebradas desde que el país abandonara el club, el pasado día 31 de enero, desembocaron en escasos avances. Desde ayer, ambas partes se proponen intensificar los contactos con vistas a llegar a un posible acuerdo.

Esa voluntad es el resultado de la videoconferencia de balance celebrada entre el primer ministro británico, Boris Johnson, y los presidentes de las tres instituciones europeas -Comisión (Ursula von der Leyen), Consejo (Charles Michel) y Parlamento Europeo (David Sassoli)-, de la que salió la confirmación de un calendario, pero ningún avance para desencallar de momento el proceso.

Tal y como lo hizo el viernes su canciller Michael Gove, Johnson volvió a aprovechar la cita ayer para advertir que Londres no pedirá una prórroga de las negociaciones (la fecha límite para hacerlo es el 30 de junio) y ambos bloques admiten que es necesario dar "un nuevo impulso" al proceso. "Estamos de acuerdo en que se necesita un nuevo impulso y apoyamos el plan acordado por los negociadores en jefe para intensificar las conversaciones en julio y crear las condiciones propicias para concluir un acuerdo y ratificarlo antes de finales de 2020", anunció la presidenta del Ejecutivo comunitario tras un encuentro "constructivo" de algo menos de una hora.

El nuevo calendario negociador acordado la semana pasada incluye conversaciones semanales durante los meses de julio y agosto, con dos rondas de negociación previstas y un primer acelerón a manos de los negociadores en jefe, Michel Barnier y David Frost, que mantendrá una "ronda restringida" del 29 de junio al 3 de julio, físicamente en Bruselas si la situación de la pandemia por el coronavirus lo permite.

El objetivo, según recoge el comunicado conjunto pactado por ambas capitales, sigue siendo lograr "una relación que beneficie tanto a los ciudadanos de la Unión Europea como del Reino Unido". También reitera el compromiso de aplicar plena y oportunamente el acuerdo de divorcio que, tal y como alertó el pasado viernes el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, no avanza todo lo bien que debería. Según la lectura de Bruselas, Londres sigue aspirando a obtener los beneficios que ofrece la UE sin las obligaciones que conlleva.

"Amplio y ambicioso"

El presidente del Consejo Europeo aprovechó para recordar que los Veintisiete esperan "un acuerdo amplio y ambicioso", porque va en interés mutuo, y advierte que no aceptarán "gato por liebre" y que el futuro acuerdo debe respetar la igualdad de condiciones porque es un elemento "esencial".

En un tono similar se pronunció el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli. La Cámara comunitaria "quiere un acuerdo ambicioso y amplio, en línea con los compromisos realizados en el pasado mes de enero. " Pacta sunt servanda", recordó Sassoli insistiendo en que los pactos deben cumplirse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook