El presidente Maduro decidió expulsar del país a la embajadora de la UE, Isabel Brilhante Pedrosa, en respuesta a las sanciones comunitarias contra Venezuela. "He decidido darle 72 horas a la embajadora de la UE en Caracas para que abandone nuestro país", anunció el mandatario.

Maduro respondió así a las sanciones que la Unión Europea impuso a once funcionarios venezolanos por su papel en los que considera actos y decisiones contra la democracia y el Estado de derecho en el país caribeño.

"Creo que aislar más al régimen de Maduro no es una buena manera de intentar resolver el problema de Venezuela, y por ello lamentamos esta medida", afirmó el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell.