El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, agradeció ayer a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, su "histórica cooperación en materia de inmigración", que ha contribuido a reducir la entrada ilegales en EEUU, una de las prioridades políticas del mandatario estadounidense.

Pese a haber pasado ya la víspera la prueba en su país, López Obrador se sometió ayer antes de verse con Trump a un nuevo test de coronavirus, medida preceptiva para todos aquellos que se entrevistan con el presidente. El de ahora es el primer viaje al extranjero del presidente mexicano desde que llegó al poder a finales de 2018, y se produce en medio de la agresiva retórica de Trump contra el vecino del sur y su promesa de construir un muro fronterizo. Sin embargo, Trump también está agradecido a López Obrador por su "histórica cooperación en materia de inmigración", según apuntó a Efe un alto funcionario estadounidense.

Trump afirmó frente a López Obrador que los mexicanos son "gente fantástica" y "muy trabajadora", unas declaraciones que contrastan con los insultos que profirió contra ellos durante su campaña electoral en 2016. "Son gente trabajadora, son gente increíble, son un gran porcentaje de los propietarios de los negocios. Tienen mucho éxito", dijo Trump, quien consideró que los mexicanos también son "duros negociadores" como López Obrador, al que consideró su "amigo".

"Privilegiar el entendimiento"

López Obrador reconoció en la Casa Blanca que existen diferencias entre él y su homólogo estadounidense, pero afirmó que ambos han optado por "privilegiar el entendimiento" y resolver sus desacuerdos con "diálogo y respeto mutuo". "Con respeto a nuestras soberanías, en vez de distanciarnos, estamos optando por marchar juntos hacia el provenir. Es privilegiar el entendimiento, lo que nos une y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con dialogo y respeto mutuo", declaró López Obrador.

En una cena con empresarios en la Casa Blanca, anoche estaba previsto que ambos trataran del nuevo acuerdo comercial entre EEUU, México y Canadá, el T-MEC.