132 personas fueron detenidas en Moscú en una acción de protesta contra las enmiendas constitucionales que permitirían al presidente ruso, Vladímir Putin, permanecer en el poder hasta 2036. "Agentes de la Policía y miembros de la Guardia Nacional actuaron contra la alteración del orden público en el centro de Moscú. 132 personas fueron conducidas a dependencias policiales", dijo un portavoz policial citado por la agencia Interfax.

Según la ONG Apologuia Protesta (Apología de la Protesta), que presta atención jurídica a quienes protestan de manera pacífica, a los detenidos se les imputa participar en reuniones o mítines no autorizados y obstaculizar el funcionamiento de infraestructuras y la circulación de transporte y personas.