La Justicia británica rechazó ayer aplazar a enero el juicio de extradición a EEUU del fundador de Wikileaks, Julian Assange, después de que la defensa pidiera más tiempo para examinar nuevas acusaciones de Washington. De este modo, el juicio, pospuesto en febrero por la pandemia, se proseguirá este mismo mes. Durante la vista de ayer, Assange reiteró su negativa a ser extraditado. En la fotografía, el padre del activista, John Shipton, conversa en Londres con los medios de comunicación.