11 de septiembre de 2020
11.09.2020
La Opinión de A Coruña
Brexit

Johnson reúne a sus diputados para aplacar la rebelión por su plan del Brexit

Diputados conservadores creen que violar el tratado puede socavar su credibilidad internacional

11.09.2020 | 21:01
El primer ministro británico, Boris Johnson

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, mantuvo este viernes una reunión con los diputados de su grupo parlamentario para tratar de aplacar una posible rebelión interna contra la ley con la que pretende modificar unilateralmente el acuerdo del Brexit.

El Parlamento comenzará a debatir el lunes la ley de Mercado Interno, con la que el Gobierno quiere reservarse el derecho a alterar el mecanismo para mantener abierta la frontera norirlandesa que acordó con Bruselas el pasado octubre.

Ese plan ha levantado indignación en la Unión Europea (UE), que exige la retirada de esa legislación antes de fin de mes, pero también duras críticas entre algunos diputados conservadores, que creen que violar los términos del tratado puede socavar la credibilidad internacional del Reino Unido.

A la reunión privada convocada por Johnson por videoconferencia asistieron en torno a 250 de los 364 diputados conservadores, según reveló el canal británico ITV.

El primer ministro pidió a los parlamentarios "tories" que "comprendan" su estrategia y argumentó que la ley es "necesaria para evitar que una potencia extranjera rompa" el Reino Unido, según esa fuente.

El "tory" Bob Neill ha propuesto una enmienda que, de ser aprobada por una mayoría de la cámara, otorgaría al Parlamento el poder de veto si el Ejecutivo decide en el futuro ejercer las prerrogativas que se reserva con esa legislación.

Entre otros aspectos, la ley prevé que el Gobierno pueda evitar que las empresas de Irlanda del Norte estén obligadas a rellenar formularios de exportación al enviar mercancías a la isla de Gran Bretaña e impedir que se apliquen las normas europeas de subsidios estatales en esa región británica, tal como marca el acuerdo de salida de la UE firmado por el Reino Unido.

En las elecciones generales de diciembre, Johnson logró una amplia mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, por lo que la rebelión en sus filas debería cobrar una enorme fuerza para tumbar la ley en la cámara Baja.

Para ser aprobada, sin embargo, la legislación debe pasar también por la Cámara de los Lores, donde el Ejecutivo no tiene mayoría y que podría modificar el texto que salga de los Comunes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook