20 de octubre de 2020
20.10.2020
La Opinión de A Coruña
Amenaza terrorista

Francia lanza una ofensiva contra la incitación al odio en las redes sociales

La policía registra y detiene a los autores de más de 80 mensajes de apoyo al autor del ataque terrorista

20.10.2020 | 09:05
La gente coloca flores en los alrededores del centro en homenaje al profesor.

"A los islamistas no se les debe permitir dormir tranquilos en nuestro país". Esta frase de Emmanuel Macron, lanzada la noche del domingo en el marco de un Consejo de Defensa destinado a afrontar el ataque terrorista que se saldó con la vida de Samuel Paty, profesor de historia y geografía que mostró a sus alumnos las caricaturas de Mahoma para ilustrar una clase sobre la libertad de expresión, se erige hoy como un grito de guerra contra el islamismo radical. Este mismo lunes, las autoridades policiales iniciaron una serie de registros y detenciones contra los autores de más de 80 mensajes apoyando o ensalzando al autor material del macabro ataque.

"Desde el asesinato de este profesor, se han abierto 80 expedientes contra el odio en las redes sociales, contra aquellos que de una manera apologética hayan explicado de una forma u otra que este profesor se lo buscó [€] Las operaciones policiales comenzaron esta mañana y continuarán. Son muy numerosas y conciernen a decenas de personas", explicó el ministro del Interior, Gérald Darmanin, en una entrevista concedida a Europe 1.

"Dirigente de los infieles"

El rol de las redes sociales en la radicalización de ciertos usuarios y en la difusión de mensajes de incitación a la violencia acapara la atención de los medios franceses. El joven checheno de 18 años reivindicó su acto a través de Twitter, publicando una imagen de su víctima decapitada junto a un mensaje dirigido al presidente francés, "el dirigente de los infieles": "He ejecutado a uno de tus perros del infierno que ha osado degradar a Mahoma". Sobre dicha cuenta, bloqueada tras el suceso, pesaba una alerta desde el pasado julio. Por aquel entonces, el organismo público Pharos -Plataforma para la Armonización, Análisis, Verificación y Orientación de alertas destinada a recopilar las denuncias de contenidos ilegales en internet- decidió no suspender al usuario considerando que no existía un verdadero peligro de paso al acto, según ha revelado este lunes la emisora France Info.

La cuenta de Twitter del asaltante, abatido por las fuerzas del orden tras resistirse a su arresto, no es el único elemento que atrae la atención de los focos hacia las redes sociales. La controversia se centra en un vídeo difundido el 8 de octubre a través de Facebook por el padre de una alumna de 13 años del colegio Bois d'Aulne, donde Samuel Paty trabajaba. El individuo calificaba al profesor de "sinvergüenza2 y describía cómo el maestro habría pedido a sus estudiantes musulmanes que levantaran la mano para luego invitarles a salir del aula, y seguidamente enseñar a sus alumnos la imagen de "un hombre desnudo", presentándolo como el profeta Mahoma. En ningún momento el autor de la grabación explica que se trata de una simple caricatura.

Linchamiento público

El polémico vídeo, que se propagó como la pólvora en las redes sociales, podría ser el origen del trágico suceso. La mañana de este lunes, el ministro del Interior ha denunciado "una fetua 'on line'" lanzada contra la víctima. Para el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, no hay lugar a dudas: "Quienes participaron en el linchamiento público de este profesor a través de vídeos en las redes son de alguna manera responsables de lo sucedido".

Dadas las circunstancias, detectar este tipo de contenidos es una prioridad para el Gobierno de Macron. Más de 1,5 millones de alertas han sido tratadas por la plataforma Pharos desde su creación, en el 2009. En el 2018, recibió más de 160.000 denuncias, de las que cerca de 14.000 estarían relacionadas con la incitación al odio o la discriminación. "Las redes sociales son muy utilizadas para transmitir mensajes de incitación a la violencia", reconoce el Elíseo. En este contexto, el plan de acción gubernamental destinado a combatir el terrorismo islamista incluye ahora el refuerzo de dicha plataforma.

La responsabilidad de los principales actores digitales también será examinada. La ministra delegada de Ciudadanía, Marlène Schiappa, se reunirá este martes con los representantes franceses de Google, Facebook, Twitter, Snapchat y TikTok, "para presionarles sobre su complacencia hacia los predicadores del odio€", según una fuente gubernamental citada por 'Le Monde'. Para Schiappa, la amenaza actual tiene nombre y apellidos: "el avance del ciberislamismo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook