02 de noviembre de 2020
02.11.2020
La Opinión de A Coruña
Operación policial

Al menos cuatro muertos en un ataque terrorista islamista con armas largas en Viena

Uno de los autores del ataque fue abatido por la policía y un segundo terrorista permanece huido

02.11.2020 | 21:24

Cuatro personas han muerto en una serie de ataques con ametralladoras perpetrados este lunes en el centro de Viena, en los que partició "al menos un terrorista islamista", mientras que el número de personas asesinadas asciende a tres, según informó este martes el ministro de Interior de Austria, Karl Nehammer en rueda de prensa en la capital austríaca.

Además, uno de los atacantes fue abatido en un tiroteo con la policía, que en las últimas horas ha logrado identificarlo y entrar por la fuerza en su vivienda en Viena. Se trata de Fejzulai Kujtim, de 20 años y seguidor del grupo yihadista Estado Islámico (EI). Tenía antecedentes penales: había sido encarcelado y liberado de forma anticipada en diciembre pasado, según informó este martes el ministro de Intetior, Karl Nehammer, a la agencia austríaca APA. El 25 de abril de 2019 fue condenado a prisión por intentar viajar a Siria para unirse al grupo terrorista EI y el pasado 5 de diciembre fue puesto en libertad condicional anticipada, indicó APA.

"El segundo agresor sigue a la fuga", añadió el titular, que por primera vez utilizó la palabra "islamista" en relación con este atentado y pidió a la población no acudir al centro de la capital.

La policía continúa su investigación y la búsqueda del terrorista fugado, partiendo de la base de que fueron dos hombres los implicados aunque sin descartar que pudieron haber participado más personas en el crimen, que ha dejado una quincena de personas heridas.

"No podemos excluir que haya más agresores, por eso siguen las investigaciones en torno al atacante. En este momento creemos que hubo más de un agresor", declaró el presidente de la Policía de Viena Gerhard Pürstl en la misma rueda de prensa.

El atentado, el primero que sufre Viena en 35 años, comenzó con un tiroteo sobre las 20.00 (19.00 GMT) en una céntrica calle de donde se ubica la principal sinagoga de Viena, que estaba cerrada en ese momento, y muy cercana a una frecuentada zona de bares.

Desde ahí, los agresores se desplazaron por el centro de la ciudad, ametrallando indiscriminadamente a quienes ocupaban las terrazas de los locales. Siete policías usaron anoche sus armas y uno de los agresores "fue neutralizado a las 20:09 horas", precisó Pürstl.

Tres civiles -dos hombres y una mujer- murieron por los disparos de los atacantes, mientras que otras quince personas fueron hospitalizadas tras resultar heridas, algunas de ellas graves.

Unos mil agentes, entre ellos de unidades especiales, además de equipos especiales del ejército, participaron en una gran operación que continúa para capturar al atacante huido, mientras prosiguen las investigaciones en el entorno del agresor, explicó Pürstl.

El ejército ha desplazado 75 soldados especiales para proteger edificios, mientras que Alemania y Hungría han anunciado el envío de fuerzas especiales.

Pürstl precisó que el piso en el que vivía el terrorista fallecido fue abierto con explosivos por los agentes y que la población ha enviado a la policía unos 20.000 vídeos con imágenes de lo que sucedía en la ciudad. "Un 20% de ese material ha sido analizado por un equipo especial de 35 agentes", aseguró.

"El terror y la violencia no pueden tener lugar. Con ataques de este tipo no nos van a quitar nuestros derechos y libertades", sentenció Nehammer.

El presidente de la comunidad israelí en Viena, Oskar Deutsch, ha dicho que no puede confirmar si la sinagoga ha sido objetivo del ataque, antes de destacar que el templo "llevaba cerrado varias horas". "No hay gente dentro", ha destacado, según el diario 'Der Standard'.

"Medidas decisivas"

El canciller austriaco Sebastian Kurz ha condenado lo ocurrido, suceso que ha tildado de "repugnante ataque terrorista". "Nuestra Policía tomará medidas decisivas contra los perpetradores", ha señalado a través de Twitter, donde se ha "alegrado" de que los agentes "hayan podido eliminar a un perpetrador". "Nunca seremos intimidados por el terrorismo", ha zanjado.

Por su parte, el presidente del país, Alexander Van der Bellen, ha querido agradecer la labor de la Policía y los servicios médicos, así como las muestras de solidaridad de los líderes extranjeros, y ha subrayado que frente a estos ataques se defenderá la libertad y la democracia "por todos los medios".

Lo sucedido también ha atraído la atención de otros líderes y personalidades. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha compartido un mensaje en Twitter escrito en alemán expresando su apoyo a los austriacos. "Después de Francia, es un país amigo que está siendo atacado", ha lamentado.

"Esta es nuestra Europa. Nuestros enemigos necesitan saber con quién están tratando. No nos rendiremos ante nada", ha concluido el mandatario galo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha dicho estar "consternada" y "entristecida" por el "brutal ataque". "Europa está del lado de Austria con total solidaridad. Somos más fuertes que el odio y el terror", ha dicho en Twitter.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha expresado su "más sentido pésame" a la familia de la víctima, así como la "condena enérgica" de los hechos, al igual que el primer ministro italiano, Guiseppe Conte, o el británico, Boris Johnson, quienes se han solidarizado con las autoridades y el pueblo austriaco.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook