Joe Biden considera que la insistencia de Donald Trump en proclamarse ganador es "francamente, una vergüenza". "Creo que no ayudará a su legado", añadió. Eran las palabras más contundentes de Biden en una comparecencia para defender la reforma sanitaria de Barack Obama tras la que acabó ofreciendo su primera rueda de prensa desde que fuera declarado ganador . El demócrata recordó que "solo hay un presidente" y el actual es Trump. Pero también volvió a demostrar que, como electo, no está dispuesto a que el republicano marque ni su agenda ni la del país. Ante el hecho, por ejemplo, de que no se les esté dando acceso a información clasificada afirmó que "sería bonito tenerla pero no es crítico". Sostuvo que la negativa de la Administración a no aceptar la victoria demócrata "no tiene muchas consecuencias en nuestra planificación ", durante la transición.