La Duma rusa (Cámara baja) estudiará un proyecto de ley que permitiría declarar "agentes extranjeros" a periodistas de otros países acreditados en Rusia que realicen labores "incompatibles con su actividad profesional". La iniciativa de un grupo de diputados y senadores rusos fue publicada ayer en la página de la Duma. El proyecto prevé la inclusión de los extranjeros con acreditación periodística en la lista de agentes extranjeros si ejercen funciones "en intereses de otro país, sus órganos estatales, así como organizaciones o ciudadanos extranjeros". Las personas físicas etiquetadas como "agente extranjero" tendrán que presentar informes bianuales ante las autoridades sobre sus actividades y la financiación recibida de órganos foráneos.