El Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga un posible delito relacionado con una trama de sobornos en la que los conspiradores, no identificados por el momento, habrían ofrecido dinero a la Casa Blanca, o a un comité político relacionado, a cambio de un indulto presidencial.

Según los registros judiciales desvelados el martes en un tribunal federal de Washington, después de que la jueza Beryl Howell ordenara que fueran revelados parcialmente, un conspirador “ofrecería una contribución política sustancial a cambio de un perdón presidencial o un aplazamiento de la sentencia”, según se detalla en los documentos a los que pudo acceder la prensa estadounidense. Las 20 páginas reveladas también describen cómo dos individuos no identificados habrían presionado a funcionarios de la Casa Blanca en un “plan de persuasión secreto” para obtener indultos, sin registrarse como lobistas como ordena la ley estadounidense.

No obstante, los documentos no revelan cuándo habría operado la presunta conspiración, ni ningún nombre relacionado o implicado con la misma, excepto que las comunicaciones entre personas que forman parte de la supuesta trama, al menos una de ellas un abogado, fueron incautadas de una oficina tras un registro que tuvo lugar en algún momento antes de que acabara el verano de 2020.

Al ser uno de los presuntos involucrados un abogado, se ha argumentado que la información contenida en los más de 50 dispositivos de medios digitales, incluyendo iPhones, iPads y discos duros que fueron incautados en la redada estarían protegidos por los privilegios abogado-cliente, aunque finalmente Howell ordenó su revisión al determinar que este principio no se aplica.

Esta revelación tiene lugar días después de que el todavía presidente, Donald Trump, concediera el perdón a su exasesor de seguridad nacional Michael Flynn, que se reconoció culpable de mentir al FBI sobre sus contactos con un funcionario ruso.

En las últimas semanas, varios asesores y asociados de Trump han sido condenados por delitos federales, como el exdirector de la campaña para las presidenciales de 2016 Paul Manafort, por delitos bancarios y fiscales. También Rick Gates y George Papadopoulos, exayudantes de la misma campaña, han sido condenados por hacer declaraciones falsas en la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016. Trump también conmutó la pena de prisión en julio a su exasesor Roger Stone, uno de los aliados más próximos al presidente.

Además, según The New York Times, el abogado personal del presidente, Rudy Giuliani, habría pedido el indulto de manera preventiva debido a las sospechas que pesan sobre él por sus negocios en Ucrania, mientras buscaba información que pudiera perjudicar al por entonces candidato demócrata Joe Biden, algo que ya desmintió el martes el antiguo alcalde de Nueva York.

Mientras tanto, el martes, en una fiesta de Navidad en la Casa Blanca que una de las asistentes retransmitió parcialmente en un directo de Facebook, Trump confirmó que planea lanzar una candidatura para tratar de volver a ser presidente en 2024. “Han sido cuatro años estupendos. Estamos intentando hacer otros cuatro. Si no, les veré en cuatro años”, dijo.

Según la NBC, está en marcha una “planificación preliminar” para lanzar formalmente una candidatura el 20 de enero, día de la toma de posesión de Biden. Según esa información, Trump no tiene previsto ni asistir a esa jura del cargo del demócrata ni tampoco invitar previamente al presidente electo a la Casa Blanca o siquiera llamarle.

Una nueva candidatura de Trump cuadraría con muchos de los acontecimientos que han pasado en el último mes. Su campaña, por ejemplo, lanzó tras las elecciones un intenso esfuerzo de recaudación de fondos para, en teoría, financiar las demandas judiciales contra los resultados de las elecciones. No obstante, como se ha publicado esta semana, de los 170 millones de dólares recaudados en noviembre, el 75% ha ido a Save America (Salvad América), un Comité de Acción Política que Trump lanzó a mediados de mes y que podrá destinar los fondos a actos de campaña.