El primer ministro británico, Boris Johnson, proclamó este jueves que su país "ha recuperado el control sobre sus leyes y su destino" al alcanzar un acuerdo para definir la relación comercial pos-Brexit entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE).

En una comparecencia desde su residencia de Downing Street, Johnson dijo que el pacto alcanzado "protegerá los puestos de trabajo" en el Reino Unido y le permitirá ser "un estado costero independiente con pleno control de sus aguas" por primera vez desde 1973.