El comité de vacunación de Alemania recomienda que la vacuna de AstraZeneca contra el covid-19 solo se administre a personas de entre 18 y 64 años. "Por ahora no hay datos suficientes disponibles para evaluar la eficacia de la vacuna a partir de los 65 años", juzgan estos expertos, en una resolución que el Ministerio de Salud alemán hizo pública el jueves. "La vacuna AstraZeneca, a diferencia de las vacunas de ARNm, solo debe ofrecerse a personas de 18 a 64 años en cada etapa", recalcan.

Se espera que la Agencia Europea de Medicamentos tome una decisión sobre la aprobación de la vacuna este viernes, por lo que el movimiento germano supone un paso más en la escalada de tensión entre la UE y la firma farmacéutica.

Precisamente, la Comisión Europea ha afirmado este jueves que corresponde "claramente" AstraZeneca la tarea de encontrar soluciones para poder suministrar a los países de la Unión Europea las dosis de la vacuna que había prometido inicialmente a club comunitario. "Corresponde claramente a la compañía hacer propuestas sobre cómo prevé cumplir con los términos del contrato y escucharemos las propuestas que vengan de AstraZeneca. El tiempo dirá cuáles son las soluciones", ha expresado en una rueda de prensa el portavoz principal del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer.

En el marco de estas conversaciones que ambas partes están teniendo durante las últimas fechas, Bruselas ha comunicado a AstraZeneca su intención de hacer público el contrato de compra anticipada, pero todavía no ha recibido una "respuesta definitiva" de la empresa.

Escasez "hasta abril"

Antes de que trascendiera esta resolución, el ministro germano de Salud, Jens Spahn ha dicho que espera que la escasez actual de vacunas contra el coronavirus continúe hasta bien entrado abril. "Todavía tendremos al menos 10 semanas difíciles con escasez de vacunas", ha subrayado.

Mientras buena parte de Europa mira alarmada cómo la campaña de vacunación puede retrasarse por falta de suministro, el Reino Unido tiene más dosis de las que necesita para este año, según informa The Times. Además, según una fuente vinculada a la industria citada por la publicación, Londres podría hacer donaciones a otros países.